Aries ascendente Escorpio

Fuego-Agua

Aries está dominado por Marte, dios de la guerra, y Escorpio por Plutón, dios de los infiernos y es la octava superior del otro planeta.

El conjunto de estos dos signos da muy buenos resultados en el campo del trabajo, pero a costa de grandes conflictos y de un carácter insoportable.

Al nativo le gusta mandar, pero en forma velada: puede complacerse siendo el titiritero que maneja a los demás con hilos invisibles.

En la esfera afectiva, él aspira a legalizar su unión y es monógamo, aunque a veces sus celos y su idea deja posesión trae problemas a la pareja.