¿Cómo es Aries?

Las personas nacidas entre el 21 de marzo y el 20 de abril pertenecen al signo de Aries. Aries es un signo de fuego, por lo tanto los arianos se identifican con la audacia, con la valentía, con el actuar antes de pensar, con sentirse independientes; todas cualidades ligadas con el fuego, cualidades que comparte con las personas de Leo y Sagitario.
Aries es el primer signo del Zodíaco, y con él comienza la rueda; por lo tanto, los arianos deberían sentir una “necesidad” de ser los que comienzan las cosas, los precursores. Quizá no tengan la constancia de continuarlas, de sostenerlas en el tiempo, pero poseen el impulso decisivo de comenzar.
La personalidad de Aries es fogosa, activa, con tendencia a la torpeza porque le cuesta medir los gestos, se arriesga y pone mucha potencia en lo que hace y esto se manifiesta en sus actos cotidianos. En sus emociones son intensos, ponen mucho fuego en sus conquistas y en seducir. Suelen enamorarse a primera vista, entusiasmándose mucho con lo que conquistan.
Son pura intuición y mentalmente no tienen vueltas; el fuego está en la mente, por eso piensan con mucha certeza. Primero intuyen y después seducen. Les cuesta mucho pensar lo que van a decir, actúan a fogonazos. El ariano es una persona que lleva dentro de sí la fuerza y el desafío de sobrevivir, por eso recién después de la acción piensa.
Ama la competencia como ama la guerra, por esa razón puede ser un buen vendedor, empresario, militante político o un deportista de riesgo; todo aquello que genera agresividad. La vida para los arianos es un mundo lleno de aventuras, lucha y fantasías, donde lo terrenal y pragmático les resulta amenazador y les molesta. Para ellos nada es imposible en el mundo de la aventura y la acción y esto a veces se les pone en contra sobre todo cuando tienen que enfrentarse con la realidad de todos los días.
Tanto el hombre como la mujer de Aries buscan enamorarse de alguien que sea su cable a tierra; necesitan compartir la vida al lado de alguien para que esta sea más quieta y armónica. Cuanto más competitivos y agresivos son, más cerca necesitan estar con alguien sensible y calmo para compensar tanto fuego.
La vida no es aburrida para Aries, siempre va a estar buscando una nueva cruzada, un nuevo motivo para aventurarse. Son de un corazón sencillo y noble; se excitan y entusiasman por cosas o situaciones que para otros pasarían inadvertidas. La energía dinámica es una de las cualidades de Aries más notables: no se cansan nunca y se sienten bien estando en movimiento.
Parecen egoístas, pero en realidad son autocentrados y les cuesta ver a su alrededor. Es difícil para un ariano entender el compromiso y la cooperación. Cuando tienen un objetivo o están entusiasmados por algo, nada es más importante ni relevante.
Es apasionante observar la vida a través de los ojos del signo en que uno nació y a través del signo de Aries se verá un mundo competitivo, duro de batallar. La vida estará hostigándolos para que se arriesguen a ser mejores. El desafío de la aventura estará siempre delante de ellos, aun en lo cotidiano.
El ariano y la ariana necesitan sacar el fuego y disfrutarlo.
Ser de Aries no significa poner en evidencia todos los atributos que representa esta energía. Cada ariano tiene un millar de diferencias que hace casi imposible que se pueda encontrar una cualidad que defina cómo será cada uno en particular, pero sí se puede decir que hay una particular forma de enfrentar la vida y las situaciones que ella trae.
Aries es una energía de impulso y acción. Todo es un nuevo mundo por descubrir para él y a lo largo de su vida se encontrará con situaciones desafiantes que serán el motor de su desarrollo. Si no buscara la competencia, la competencia vendría hacia él. Si no persiguiera la aventura, la aventura lo encontraría.
El ariano tiene un mecanismo innato de ir en pos de sus deseos. Algunos desisten en el camino, pero la energía continúa sin ellos y los sorprenderá en algún momento de su vida, cuando ese deseo olvidado se presente, a lo mejor luego de mucho tiempo.

Volver a Aries