Amar como experiencia espiritual

Amor es revelación. Siente en tu pecho el secreto latir de la Naturaleza y a ti mismo, que formas una unidad con ella.

amorEstas palabras del escritor Arthur Stahll, halladas por casualidad en una de las mesas de trabajo de nuestra redacción, nos llevaron a reflexionar sobre la importancia de enamorarse en la evolución espiritual de cada ser humano.

Al principio, cuando la pasión nos une a otra persona, es el momento de la inocente infancia del alma, cuando creemos que la existencia es un manso paraíso sin penas y sin luchas. Pero, a medida que la relación madura, nuestro espíritu debe también recorrer un camino de evolución, ya que aceptar las faltas de quien amamos, comprender que no somos lo único en su vida y acompañarlo en sus malos momentos, son auténticas pruebas de iniciación mística mediante las cuales aprendemos piedad, compasión, desapego, sacrificio y, sobre todo, la superación de nuestro natural egoísmo humano.

Un abrazo oportuno, una palabra de perdón, respetar la preocupación de nuestra pareja y muchas veces callar para no herir su corazón son, tal vez, experiencias tan fundamentales como el pertenecer a un grupo religioso, rezar a diario o estudiar sin descanso las palabras de los grandes maestros.
Por eso, porque creemos que el encuentro entre un hombre y una mujer es una señal divina, es que esta edición de nuestra revista intenta ayudar a nuestros lectores en su vida amorosa, que es otro modo de acompañarlos en su perfeccionamiento interior y en su felicidad eterna.

Artículos relacionados