Cómo finge Leo

Mantener las apariencias

Como ya hemos anticipado, la simulación no es el terreno natural de los signos de Fuego.
Sin embargo, la sociabilidad de los Leo los lleva a desarrollar cierta capacidad para fingir simpatías que en realidad no sienten… aunque difícilmente esto los lleve a invitar a comer a su casa a alguien que no soportan, como así podrían hacer otros signos.
Fingir… sí: pero hasta ahí no más, apenas lo imprescindible para mantener las apariencias, es la consigna de Leo.
A veces, sobre todo luego de algunos golpes a su orgullo, pueden llegar a ser menos explícitos en lo que respecta a sus ambiciones, y simular una modestia que ningún leonino siente en realidad en lo profundo de su corazón.
Pero hay un momento en el que es casi imposible que los nativos puedan disimular, y es cuando se sienten ofendidos. El autor de la ofensa se enterará de inmediato.

Cómo finge cada signo

Artículos relacionados