¿Eres fiel o infiel?

Si tomamos la infidelidad como una prueba kármica, el hecho de engañar o de ser engañados pasa a ser una situación que necesitamos superar, un asunto pendiente que debemos resolver o un aprendizaje indispensable para evolucionar.
Más allá del dolor o de la culpa que podamos experimentar al enfrentamos con un hecho así, deberíamos detenernos a reflexionar sobre su significado, ya que, en general, se trata de una oportunidad de aprender.
Si quiere conocer en qué estadio de evolución se encuentra con respecto al tema de la infidelidad, lea las siguientes frases y señale con cuál de ellas se identifica más. Luego, interprete su diagnóstico.

¿Con cuál de estas frases se Identifica más?

1 – “Yo no he sido nunca infiel, no he querido ni he tenido necesidad de hacerlo”.
2 – “Aunque me lo propongo una y otra vez, no puedo dejar de repetir el mismo error. Me resulta tan difícil no caer en la tentación…”
3 – “Me parece normal tener de vez en cuando alguna aventura sexual pasajera, pero nunca se lo contaría a mi pareja”
4 -” Siempre me engañan. Cada vez que comienzo una relación pienso que no va a volver a sucederme, pero al cabo de un tiempo la historia se repite”.

Las personas de sexo opuesto lo impactan de este modo:

1 – Tengo conocidos del sexo opuesto, pero no hago fácilmente amistad con ellos.
2 – Me atraen muchas personas del sexo opuesto, pero no intimo con ellas.
3 – Cada persona del sexo opuesto que conozco representa para mí un desafío, porque adoro seducirlas.
4 – No me relaciono con nadie del sexo opuesto, excepto mi pareja y mi familia.

En sus fantasías, usted…

1 – Raramente se imagina junto a otra persona que su pareja.
2 – Con cierta frecuencia, fantasea mayor intimidad con algunas personas que le resultan muy atractivas.
3 – Permanentemente, imagina cómo sería mantener relaciones íntimas con diversos individuos del sexo opuesto.
4 – La imagen de su pareja engañándolo se presenta con frecuencia en su imaginación.

DIAGNÓSTICO KÁRMICO

Una vez señaladas las respuestas, observe si ha obtenido mayoría de resultados 1, 2, 3 ó 4. Luego, lea el diagnóstico correspondiente al número que predomine. En caso contrario, lea cada diagnóstico con atención, hasta descubrir con cuál se identifica más.
1.- Indudablemente, usted ya aprendió la lección en otra vida. Por eso, no necesita vivir la experiencia de la infidelidad. Las personas con las que se vincula suelen ser pares que tienen como base el respeto. Su misión ahora es otra. Está preparado para vivir la experiencia del amor verdadero.
2 – Usted posee un fuerte residuo de mal uso sexual procedente de vidas pasadas. Ha aprendido a pensar en su sexualidad como en una fuerza, utilizándola para conseguir cosas de los demás. Se siente inclinado a buscar relaciones fuera del matrimonio, pero, cada vez que comete una infidelidad, siempre resulta descubierto. Inconscientemente, por lo tanto, buscar ser castigado para liberarse del sentimiento de culpa que arrastra de otras vidas. Está predestinado a engañar en esta vida para liberarse de la culpa.
3 – En vidas pasadas, usted acostumbró a hacer siempre su voluntad sin tener en cuenta a los demás, provocando dolor con sus engaños e infidelidades. Por eso, en esta vida, se verá sometido a prueba en numerosas ocasiones, y es probable que su pareja le sea infiel o que tenga que elegir entre dos opciones: perdonar, con lo que estaría aprendiendo las lecciones de comprensión y tolerancia que se le exigen en esta vida, o romper la relación, con lo que estaría complicando su propia felicidad. Está predestinado a ser engañado para aprender respeto.
4 – Usted tuvo que enfrentarse en encarnaciones pasadas con un poderoso impulso sexual que le desequilibró una y otra vez. Como consecuencia, está acostumbrado a buscar gratificación en toda clase de relaciones, lo que resulta destructivo para el ego personal. Como ha experimentado en vidas anteriores el dolor de haber sido herido, ahora se siente asustado y sospecha ante el menor indicio. Está predestinado a ser engañado para superar el miedo.

Artículos relacionados