Los enamorados inestables, infieles y engañadores

Las cartas natales de estos nativos carecen de elementos de fijeza.
En ellos, Venus ocupa un signo cardinal (Aries, Cáncer, Libra), y está mal aspectado -las disonancias con la Luna y Neptuno resultan particularmente reveladoras-.
Cuando Venus se encuentra en los signos mutables, a menudo hay diseminación de sentimientos y tendencia a perseguir dos objetivos simultáneos.
Venus en Géminis inclina marcadamente hacia el flirteo, hacia el coqueteo sin consecuencias; en Sagitario, conduce a buscar la aventura en lo exótico.
Venus en Piscis conduce hacia el gusto por las sensaciones y debilita la resistencia a las tentaciones.
Venus en Aries inclina hacia los flechazos, la impulsividad amorosa, la seducción.
Venus en Libra empuja hacia la vanidad y torna muy sensible a los halagos.
Venus en Cáncer produce tendencia al exceso de sociabilidad, y lleva a que el sujeto procure agradar a todo el mundo; muestra una amabilidad un tanto excesiva, pero sin apego particular alguno.

Tipos de enamorados