Luna en Cáncer

La Luna en Cáncer da al nativo sensibilidad, incluso artística, gran intuición, pero también angustias y aprensión.

Muy rica la fantasía, notable la memoria, fuertes los lazos con el pasado, con la familia, con el hogar, teñidos de nostalgia.

Carácter impresionable, tendencia a protegerse del mundo exterior; susceptibilidad y timidez ocultan una naturaleza dulce, sumisa, hipersensible. La mujer es sensual, apática, desea a un hombre fuerte que le dé seguridad, a la vez que el sentimiento de la maternidad es vivo.

El hombre se encuentra muy vinculado a la madre, y busca a una mujer de tipo tradicional que se la recuerde.

La Luna