Luna en Virgo

Con la Luna en Virgo la sensibilidad del nativo es tímida, esquiva, la emotividad se ve controlada por la razón, que impide los impulsos y frena la receptividad.

Tendencia a analizar las propias emociones, temor a manifestarlas; cuidado de los detalles, amor a las pequeñas cosas, sentido común y práctico, dedicación, atención a las necesidades cotidianas que asumen un carácter ritual, intereses intelectuales.

La mujer es ordenada, organizada, laboriosa, se mueve en un mundo de contornos precisos.

El hombre valora a la mujer modesta, eficiente, preocupada por las necesidades materiales.

La Luna