¿Cómo hace el amor Cáncer?

Aunque la actividad sexual le resulta placentera, para Cáncer el sexo debe ser el resultado del amor. A veces es tan reservado que su potencial erótico queda oculto en los primeros encuentros. No puede hacer el amor sin sentirse seguro, por eso, corre las cortinas, cierra las puertas con llave, descuelga el teléfono y toma todos los recaudos para no ser molestado.
Sus sentimientos de temor le impiden entregarse confiadamente a la otra persona y disfrutar con naturalidad de los placeres del sexo. Su fantasía más frecuente es que lo rechazarán. Sólo si tiene todas las garantías de que es aceptado y amado puede dar rienda suelta a sus impulsos.
No acostumbra a tomar la iniciativa, pero su potente imaginación sexual hará que no le sorprenda ninguna propuesta de su amante y que acepte de buen grado las posiciones más osadas. Como es intuitivo y siempre está deseoso de satisfacer a su compañero, hace lo posible por responder a sus demandas con cuidado y delicadeza. Pero como no confía en sus propios atractivos jamás creerá haberle dado a su pareja lo que ésta realmente merece.
La timidez que lo caracteriza puede impulsarlo a ocultar sus verdaderos deseos y sentimientos actuando de una manera aparentemente desenvuelta que no se corresponde en absoluto con su verdadera naturaleza. La represión de sus verdaderos sentimientos puede ocasionar de tanto en tanto una explosión brusca y entonces sus amantes pueden sentir que sus demandas de amor, mimo y cuidado son excesivas. La ducha, la piscina o el mar son sus lugares ideales para hacer el amor.

Artículos relacionados