Capricornio y los celos

Siempre a la defensiva

Muy controlados y racionales para ceder a los celos, los Capricornio nunca se ponen celosos sin motivos.
Más que en materia de amor, pueden tener celos profesionales, especialmente si considera a sus colegas faltos de mérito.
Todas las emociones llevadas al exceso no va con ellos al considerarlas peligrosas y cursis. Una cólera fría disimula la ofensa dentro de una máscara de indiferencia. No obstante, quien los conoce a fondo notará frustración y tristeza en su mirada.
Es raro que dejen escapar una palabra de sus labios, son muy ecuánimes para atribuirle todas las culpas a él o a la otra y siempre asumes parte de la responsabilidad.
Cuando se sienten desplazados, sobre todo si se entregan al máximo, apelarán a argumentos irrefutables para defender la exclusividad.

Signo Capricornio