Compatibilidad de Capricornio con Géminis

Géminis, por su temperamento juvenil, se sentirá inhibido ante el rigor de Capricornio, y el nativo de Capricornio considerará que se encuentra ante una persona inmadura, en la que no se puede confiar demasiado. Capricornio es frío para las emociones, no se entrega fácilmente.
Para ellos, el amor está ligado a la fidelidad absoluta, por lo menos la de su pareja. Además, su trabajo y el éxito social siempre pesarán más que sus sentimientos. Géminis y Capricornio son opuestos en el ámbito energético, tan diferentes como el agua y el aceite. Por esto es difícil que se complementen bien.
Géminis es demasiado curioso, busca y necesita el cambio y la novedad, y espera una respuesta similar de Capricornio y, al no encontrarla, terminará decepcionado.
El nativo de Géminis es frívolo, cambiante y está siempre hambriento por intercambiar ideas con los demás.
La compañía de un ser tan reservado y concentrado como el Capricornio le resultará demasiado rígida. Capricornio, para resolver sus problemas, necesita la calma, el silencio y la soledad que le permitan concentrarse.
No soportará a un compañero hablador y siempre inquieto como el Géminis. Esta disparidad hará que lleguen al extremo de no poder soportarse.

Signo Capricornio