Escorpio y los celos

No admitirá ninguna falta

Ser de Escorpio y ser celoso es una y la misma cosa. Capaces de considerar los celos como prueba de su amor, la mujer y el hombre de este signo no admitirá la más mínima falta. Sus ojos vigilan, el corazón les dice todo y defienden el botín mostrando los dientes.
Aguerridos en apariencia, en lo profundo buscan reafirmarse. Sus celos son casi siempre por motivos infundados.
Ante una situación que los hace desconfiar, vigilan a su rival con extrema atención y el trato a su pareja no será nada amable. Ni qué hablar cuando le dé motivos reales al flirtear con otros.
Escorpio actuará sin atenuantes.
Ninguna justificación podrá salvar a su pareja. El problema es que a veces los celos les hacen perder la orientación, haciéndolos ver intrigas donde no las hay.

Signo Escorpio