¿Cómo es Géminis?

Las personas nacidas entre el 21 de mayo y el 21 de junio pertenecen al signo de Géminis.
Géminis es un signo de aire, característica que comparte con Libra y Acuario, y como ellos, necesita pensar, razonar, ser lógico y objetivo. Las personas de Géminis piensan, por lo tanto analizan los conceptos, los sistemas y las reglas sociales. Evalúan todo aquello que van a experimentar. A veces parecen fríos y desapegados, porque les cuesta reaccionar espontáneamente.
Son extravertidos, alegres, conversadores y curiosos. Es una curiosidad liviana, porque necesitan conectarse, relacionarse, armar un rompecabezas con la información y jugar con ella.
Son juveniles porque están siempre aprendiendo y les gusta encontrar tres o cuatro teorías sobre un mismo hecho, y si son opuestas, mejor.
La mente geminiana es muy rápida; ellos piensan cualquier cosa y no les importan las consecuencias. Juegan con los pensamientos y los transmiten sin hacerse cargo de ellos. La habilidad que tienen es la de conectar una idea con la otra y comunicarla.
Si no han tenido algún trauma en la infancia, tienen habilidad y fluidez con la palabra.
Emocionalmente, les cuesta detenerse a sentir. Definen las emociones a través de la palabra, por eso hay tantos periodistas geminianos a los que les llega la información de todos lados y de forma simultánea, pudiendo transmitirla sin comprometerse con ella. Los geminianos no son intuitivos sino razonadores, y pueden ver las cosas desde diferentes puntos de vista. Les cuesta ponerse en una sola posición. Tienen fama de impredecibles y cambiantes; se fascinan por un rato y por todo, y enseguida se aburren y se van. Se interesan por muchas cosas, pero se apasionan con pocas. Son las mariposas del Zodíaco. Se los acusa de ser superficiales y poco profundos, pero esto no es cierto; la mente del geminiano es muy capaz de profundizar y concentrarse cuando lo considera necesario. El mundo de las ideas es su lugar más conocido. El placer mayor para Géminis es descubrir, encontrar algo que está oculto y aprender. Como la información es su mejor herramienta, es difícil que lo engañen o lo hagan oscilar emocionalmente.
rLes interesa la gente, y hablar con cualquiera con tal de encontrar algo interesante, porque todo es atractivo para ellos. Es raro que sean prejuiciosos o conservadores cuando de pensar se trata.
Desde un punto de vista, es un signo triste. Tiende a fluctuar entre la euforia y la depresión. Paga un precio por su mente rápida y poco comprometida.
Todo lo pasan por la cabeza, por lo tanto tienen que aprender a poder unir, sentir, adquirir intensidad y combinar su cabeza con los sentimientos.
El aprendizaje de la vida es una paradoja para Géminis; quiere ser libre para poder entender todo, pero no puede ser libre si no entiende todo.
Debajo de alguien tan racional, despierto, intelectual, frío y cerebral se encuentra el ingenuo, el naif, con tendencia a ser místico, listo para creer cualquier cosa y distorsionar la verdad, exagerar los hechos e ilustrar dramáticamente la variedad de conexiones que tiene en su mente.
Se reconoce a los geminianos por sus ojos. No porque sean peculiares o especiales, sino por el movimiento y la vivacidad de su mirada, inclusive cuando están hablando o están escuchando interesadamente lo que se les dice.
Ser de Géminis no significa poner en evidencia todos los atributos que representa esta energía. Cada geminiano tiene un millar de diferencias que hace imposible que se pueda encontrar una cualidad que defina cómo será cada uno en particular, •pero sí se puede decir que hay una particular forma de enfrentar la vida y las situaciones que ella trae.
Géminis es una energía de comunicación y vínculos. Todo es un constante aprendizaje y juego para los geminianos y a lo largo de sus vidas encontrarán oportunidades diferentes para conectarse con los demás a través de la mente. Si no buscaran aprender, el aprendizaje vendría hacia ellos. Si no se conectaran con el juego mental de comunicarse, pasarían la vida deprimidos.
El geminiano tiene una condición natural de hacerse comprender. Algunos se niegan a traducir lo que sucede en el entorno, pero la energía continúa sin ellos y los encontrará en algún momento de su vida, cuando ese mensaje los sacuda para en-tender aquello que durante un tiempo habían ignorado.

Volver a Géminis