Hechizo para que una amistad se convierta en amor

Consigue una cinta roja de la misma longitud que tu estatura.
Con un rotulador dorado, escribe cinco veces el nombre y apellidos de la persona que te interesa.
Después, coloca la cinta en la cabecera de tu cama y haz un nudo cada noche, durante nueve noches seguidas.
Cada vez que hagas el nudo piensa en la persona que deseas.
Al cabo de nueve días, coge la cinta y haz un rollito.
Átala a una prenda interior tuya o bien líala alrededor de tu cintura haciendo tres nudos para sujetarla. Cuando se rompa por el desgaste, quémala y esparce las cenizas en una planta que tenga flores rojas.
No podrá regarla nadie más que tú.
Este hechizo también se puede realizar para que tu jefe te trate con más cortesía.

Volver a Hechizos y conjuros de Amor

Artículos relacionados