¿Cómo hace el amor Leo?

El entusiasmo vital de Leo se manifiesta también en su forma de hacer el amor. Siempre está dispuesto a pasar un buen momento íntimo y su falta de inhibiciones y su potencia logran derribar las barreras del amante más pudoroso o reprimido. Su manera de amar es alegre, optimista y sana, sin rebuscamientos: le resulta algo tan natural como dormir o comer. Una vez que ha encontrado una forma de hacerlo que lo conforma no la abandona, porque lo fundamental para Leo es darle una satisfacción al cuerpo, no al intelecto.
Deseoso de acciones espectaculares, le gustan los lugares exóticos. Necesita una buena escenografía, cuanto más lujosa y sensual, mejor, y si cuenta con el dinero suficiente, no duda en trasladarse para disfrutar del sexo en un entorno digno de su potencia. Las sábanas de seda, las luces coloridas y difusas y el vestuario son fundamentales: le encanta probarse todo tipo de disfraces y concretar, así, las fantasías eróticas más osadas, fingiendo situaciones que hagan surgir el deseo. Adora mirarse en un espejo durante el acto sexual. Todo tiene que durar mucho, especialmente los preliminares.
Su pareja deberá estar siempre dispuesta al amor y, por supuesto, a hacerlo sentir todo un rey o una reina. Aunque el sexo es fundamental en su vida, si logra canalizar sus energías en otras actividades, puede pasar por períodos de abstinencia con relativo buen humor.