Leo ascendente Escorpio

Fuego Agua
Combinación caótica, pero fascinante.
En cuanto al carácter, este ser puede resultar un desastre, especialmente si es dominante Marte, porque presenta características de celos, posesividad, agresividad, orgullo y arrogancia.
La inteligencia es muy profunda y excepcional y esto lo torna aún más terrible porque nada se le escapa.
Respecto a lo profesional puede hacer milagros.
En el plano sentimental, siempre y cuando el compañero lo soporte, después de múltiples grandes amores, tiende a la fidelidad, siempre que esté sexualmente satisfecho en sus grandes exigencias.

Volver a Signo Leo