Leo y sus ascendentes

Leo ascendente Aries
Nos encontramos ante una persona entusiasta y llena de buenas ideas. Individualista y segura de sí misma puede caer en una ligera pedantería. Buenas aptitudes artísticas y para la enseñanza. Optimismo a prueba de bomba. Susceptible en exceso y con una ligera tendencia a la tacañería.
Leo ascendente Tauro
A los nacidos bajo esta combinación zodiacal les encanta modelar a la gente según sus deseos. Atraen a personas de todas las edades que se fascinan por su temperamento artístico y su sensualidad a flor de piel. Pecan de un ligero egoísmo y una pizca de vanidad. El nativo Leo-Tauro es muy sociable y no tiene ningún problema en asumir funciones representativas de sus compañeros.
Leo ascendente Géminis
Al talento social de Géminis se une aquí la habilidad “leonina” para ser el rey de la fiesta de cualquier reunión. Cierta superficialidad y tendencia a quejarse por todo. Originalidad que puede confundirse con extravagancia. Inteligencia rápida y pluralidad en la vida amorosa.
Leo ascendente Cáncer
Esta mezcla produce seres necesitados de protección y afecto pero que no saben expresarlo. Tendencia a la prisa y reacciones intempestivas. Sensibles a la adulación. Aptitud por la geografía y la meteorología. Cambios en la vida amorosa, pero siempre para mejorar. Tienen muchas posibilidades de éxito económico si buscan socios dentro de su propia familia.
Leo ascendente Leo
Las características del signo se acentúan: voluntad indomable, espíritu abierto y una constancia absoluta en los afectos. Facilidad por las bellas artes y por la política. No le convienen los viajes y tiene tendencia a sufrir afecciones del corazón y de la columna vertebral.
Leo ascendente Virgo
Puntualidad, culto al trabajo bien hecho y una autentica aversión a los incompetentes son las características más destacadas de esta combinación. Están especialmente dotados para las actividades financieras y comerciales. Encajan bien en puestos de responsabilidad, tanto en la vida pública como en la privada. Son los mejores consejeros. Abuso de la ironía.
Leo ascendente Libra
A la diplomacia de Libra se añade la energía que despliega Leo, lo que regala a esta combinación la posibilidad innata de elevarse socialmente y buscar asociaciones favorables. El aburrimiento es una palabra tabú y la vida es una diversión constante y compartida.
Leo ascendente Escorpio
Se dice que los nacidos bajo esta combinación disfrutan (o padecen) de doble personalidad. Son la pasión pura multiplicada por dos. Atracción por el poder y arrebatos injustificados de mal genio. Sinceridad, extravagancia y deseo constante de aventura. Tendencia al exhibicionismo. Su naturaleza es muy decidida, pero deben aprender a moderarse para no caer en el extremismo.
Leo ascendente Sagitario
Combinación de doble fuego que lleva al éxito seguro. Viajero impenitente. Valor ante el peligro y lealtad absoluta a los amigos. Vejez madura y tranquila tras una vida llena de sensaciones. Elegancia. Tienen tendencia a ir a los extremos, especialmente en asuntos religiosos y del corazón. Son seres bondadosos, pero a veces se precipitan y pueden hacer daño sin pretenderlo.
Leo ascendente Capricornio
La paciencia de Capricornio compensa la agresividad que caracteriza a Leo. A esta combinación le cuesta romper las relaciones aunque no sea feliz en ellas. Tendencia a interiorizar los sentimientos. En las discusiones dominio absoluto de la situación e ideas fijas. Buena capacidad de liderazgo que conlleva prosperidad económica y ascensión social.
Leo ascendente Acuario
Los nacidos bajo esta combinación zodiacal son muy amigos de sus amigos pero se muestran despiadados con los enemigos. En su mejor aspecto Acuario dulcifica el signo y son compañeros duraderos y de espíritu alegre y jovial. Naturaleza sincera y muy humana. Aunque su carácter es reservado, su personalidad es bondadosa y sociable.
Leo ascendente Piscis
La melancolía de Piscis tiñe de tristeza la alegría natural de Leo, pero esto le añade seducción. Pluralidad de gustos y aficiones. A menudo esta combinación sufre conflictos interiores que no se resuelven hasta muy avanzada la madurez. Imaginación desbordada.

Volver a signo Leo