Tauro ascendente Acuario

Tierra Aire
Tan diversos estos signos, unidos en la misma persona pueden dar personalidades excepcionalmente renovadoras, como hemos tenido con Marx, en la política; Krishnamurti, en el misticismo; Kant, en la filosofía; el doctor B. Spock, en pedagogía.
En menor grado, se puede tener, por ejemplo, un director de empresa que encuentra un sistema válido para mejorar la actividad de los subalternos, es decir que atempera las tendencias negativas de Tauro con las positivas de Acuario.
En el caso de personalidades involucionadas, puede prevalecer la pereza taurina con respecto al deseo de libertad típica de los Acuario, o se puede tener un mayor hedonismo en cuanto a la sexualidad, no muy controlada.