Tauro ascendente Aries

Tierra-Fuego
El encuentro de estas dos características, en general, es positivo para el nativo, a menos que las diversas tendencias creen conflictos insuperables.
La energía de Aries puede chocar con la placidez taurina, en el tipo involucionado.
Con mayor frecuencia, sin embargo, las ideas innovadoras, la gran energía, la predisposición al mando y las capacidades estratégicas, típicas del componente Aries, significan para el nativo de Tauro un gran aporte, sobre todo en el plano laboral, en el arte, en los estudios, en la carrera.
En el amor, en cambio, puede prevalecer la tendencia a la infidelidad, típica de los Aries.
Puede existir conflicto entre el deseo de matrimonio y la búsqueda de muchos amores.