Tauro ascendente Virgo

Tierra Tierra
En esta combinación prevalece el sentido práctico y la solidez del elemento que estos dos signos tienen en común: la Tierna.
No obstante eso, el Ascendente en Virgo confiere ventajas, en el plano físico y en el mental, al nativo: mayor orden, capacidades estratégicas, menos pereza, mayor sentido moral.
Si todo esto es positivo para el trabajo y la carrera, es, sin embargo, en desmedro de la sexualidad, que resulta frenada, aunque esté dirigida al matrimonio.
Falta de hedonismo, a menudo, y de ese sano epicureismo por el cual Tauro sabe gozar las alegrías de la vida.