Tauro y las rupturas amorosas

Tauro es tan dogmático y sensual, el alma y el cuerpo van de la mano. Ellos sienten el amor a un nivel físico, como una fuerza que se ofrece y se recibe sin que medie análisis alguno. Posee una sensibilidad como la de un niño, goza del placer del amor, disfrutando de él de un modo directo y simple.
Y, así como lo recibe, lo da, se entrega con sus cinco sentidos.
Su mayor debilidad es que no está dispuesto a deshacerse de ese afecto, ni a aceptar la pérdida de un ser querido, un abandono o un cambio radical en su vida afectiva.
Necesitará mucho más tiempo que otros para hacer su duelo. Lentos, sensibles y muy profundos, les implicará realizar un balance profundo de su existencia, pero conseguirán salir adelante.